sábado, 11 de agosto de 2012

La Luna Llena Sobre Paris

Paris, como toda ciudad que se precie, tiene su olor caracteristico, subte, gente alienada con cara de nada, y es gigante. Las distancias son eternas aca, caminar no es joda. Estoy pensando seriamente en subirme a uno de esos tours de buses sin techo y andar tranquila sin tocar el suelo. Pero no es la clase de turismo que me gusta. 
Paris apabulla. La gente es amarga, el metro es un bardo, pero creo dominarlo, y me cuesta horrores el frances. Me siento tan en desventaja no sabiendo el idioma. Es espantoso! por suerte hablan en ingles algunos. Lo mejor que se puede hacer es saludar en feances y despues ir viendo. Asi que ando en babia, con la boca abierta; el mapa desplegado y me falta un helado aplastado en la frente para dar con el turista tipo. 
Otra vez, no los voy a aburrir con las descripciones de los cafes de Montmartre (donde queda el hostel); Pigalle, las vistas del Seine, los puentes, etc, pero les voy a decir una cosa. Subi al Pont des Arts y lloré. Sera tanta felicidad de estar por estas zonas, no sé. Hace casi un lustro que no me sentia tan contenta. Debe ser eso. O si no, siempre le podemos echar la culpa a Cortazar. 
La Torre es muy grande, y para quien diga que una monstruosidad de metal no es linda de ver, que venga. De noche es genial, y a cada hora hae unas luces re alucinogenas que anoche me flashearon bastante.
Hace mucho calor, y no estoy sacando muchas fotos, por lo que les dije: estoy en babia. Ademas no hay muchos japoneses.

2 comentarios:

  1. Paris es un sueño! Me enamoró tanto como la música de su idioma. Deseo que nunca puedas olvidarte de Paris.
    Besos!!

    ResponderEliminar